Blog dedicado a la divulgación científica y las ciencias humanas

Blog Archive

Licencia Creative Commons

Licencia Creative Commons
Salvo indicación expresa de otra cosa, la licencia de este Blog, Bitnavegantes, se refiere a las traducciones y/o adaptaciones de los artículos, así como algunos artículos propios.

Licencia de Creative Commons
Bitnavegantes by Pedro Donaire is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Follow by Email

Subscribe to our email newsletter.

lunes, 29 de octubre de 2012

El ejercicio es bueno para tu corazón y además te hace más inteligente


Referencia: Eurek.Alert.org .
Contacto: Jane-Diane Fraser, 29 octubre 2012

Un estudio muestra que la alta intensidad del entrenamiento aumenta la función cognitiva.

Una rutina regular de ejercicio puede ponerte más en forma que nunca, mentalmente. En un nuevo estudio, adultos sedentarios fueron sometidos a cuatro meses de entrenamiento a intervalos de alta intensidad. Al final, sus funciones cognitivas, la capacidad de pensar, recordar y tomar decisiones rápidas, había mejorado de manera significativa, según informa el Dr. Martin Juneau, director de prevención del Montreal Heart Institute.


"Si hablas con la gente que hace ejercicio, dicen que se sienten más nítidas. Ahora hemos encontrado una manera de medir eso", comentaba el Dr. Juneau.

El flujo de sangre al cerebro aumenta durante el ejercicio. Cuanto más hagas, más aumenta. En el estudio piloto, presentado hoy en el Congreso Cardiovascular Canadiense, observaron a adultos con una edad media de 49 años, que tenían sobrepeso e estaban inactivos. El Dr. Juneau y sus colegas, midieron su función cognitiva con pruebas neuropsicológicas, así como su composición corporal, el flujo de sangre al cerebro, el consumo cardíaco y su capacidad para tolerar el ejercicio máximo.

Los sujetos entonces, comenzaron una rutina dos veces a la semana con un ejercicio de bicicleta y un circuito de entrenamiento con pesas. Después de cuatro meses, sin sorpresas, su peso, el índice de masa corporal, el volumen de grasa y la circunferencia de cintura fueron significativamente más bajos. Entre tanto, su capacidad para el ejercicio (medido por VO2 max) subió en un 15 por ciento.

Y lo más emocionante, dice el Dr. Juneau, basándonos en las pruebas de seguimiento, la función cognitiva también aumentó. Estas mejoras son proporcionales a los cambios en la capacidad del ejercicio y el peso corporal. Básicamente, cuanto más ejercicio hacían y más peso perdían los participantes, más nítidos se volvían.

La disminución de la función cognitiva es algo normal del envejecimiento, señalaba el Dr. Juneau. Pero esta disminución puede ser aún peor para las personas que padecen de enfermedad coronaria.

"Es tranquilizador saber que podemos, por lo menos parcialmente, evitar tal declive haciendo ejercicio y perdiendo peso", añadió.

Las personas pueden controlar su colesterol o la presión arterial con una pastilla, pero no hay píldora que valga para aumentar su función cognitiva. El ejercicio sí puede hacerlo.

"Por lo menos 150 minutos de moderada a vigorosa actividad física a la semana puede forjar una gran diferencia que controle los factores de riesgo de una enfermedad cardíaca o accidente cerebrovascular", subrayó la Dra. Beth Abramson, portavoz de la Fundación Heart and Stroke. "Hay muchos beneficios en el ejercicio y sabemos que puede hacer que nos sintamos mejor. Esto sugiere que también puede hacernos pensar mejor".

"La actividad puede ayudarnos incluso si lo extendemos en bloques de 10 minutos o más cada vez", indicó. "De hecho, para obtener el máximo de beneficio, es mejor añadir más actividad a su vida durante varios días de la semana."


The Canadian Cardiovascular Congress 2012 es co-organizado por la Heart and Stroke Foundation y la Sociedad Cardiovascular Canadiense.
- Fuente: Heart and Stroke Foundation de Canadá .
.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

En Google+